Algunas dolencias físicas que nos indican que estamos abusando de la tecnología

En otras publicaciones del blog ya hemos tratado los habituales problemas de concentración, carácter, dependencia o frustración que caracteriza la sobreexposición a la tecnología.

Estos comportamientos tienen consecuencias especialmente visibles en los niños, para lo que también hemos orientado algunos consejos prácticos para padres y adultos.

Pero el mal uso de la tecnología no sólo afecta a nuestra conducta y atención.

En estos pocos años de convivencia con nuestros smartphones, comienzan a publicarse estudios y conclusiones relevantes sobre otras afecciones relacionadas con un uso abusivo o inconsciente de la tecnología.

Resultado de imagen de smartphone addiction

Si sufres alguno de estos síntomas, o bien lo sufren tus hijos, puede que estés recibiendo una importante LLAMADA DE ATENCIÓN para cambiar tus HÁBITOS de uso de los dispositivos digitales.

Dolor de cuello y espalda

Si pasas horas delante de tu teléfono es muy probable que te estés encorvando constantemente. Inclinas tu cabeza unos 45 grados al teclear en tu smartphone si estás caminando, e incluso 60 grados si estás parado o sentado. Esto implica que soportas una presión y peso en tu columna y parte alta del cuello de hasta 27 kilos, mientras estás usando tu teléfono. Según el experto neurocirujano Todd Larman,  el número de jóvenes que están acudiendo a consultas médicas con este tipo de problemas está adelantando la media de edad del deterioro espinal en algunos hospitales.  El hábito de la mensajería de texto es sin duda el más dañino para este tipo de dolencias, ya que nos obliga a bajar el teléfono para ejercer la presión suficiente. 

Fatiga Visual

La pantalla de tu smartphone es pequeña, y la distancia a la que la miras es muy corta. Esto hace que te acostumbres constantemente a un campo visual muy reducido. Si además también consultas el teléfono en situaciones de fuerte contraste lumínico (de noche o con la luz apagada), estás sometiendo a tu  sistema ocular a un estrés importante que puede derivar en visión borrosa, manchas, destellos o problemas de enfoque de forma transitoria.

Según el CEO de The Vision Council Mike Delay, un 60% de los usuarios de telefonía móvil ha experimentado en algún momento síntomas claros de fatiga visual. 

Y otro debate emergente, en el que no profundizaremos de momento en este post, es el efecto que tienen sobre tus retinas el tipo de luz que emiten los dispositivos móviles: la llamada «luz azul».

Resultado de imagen de blue light

Pérdida de equilibrio al caminar

Cuando manejas tu teléfono móvil mientras caminas estás alterando tu postura física de forma importante. Sin que te des cuenta, estás dando pasos más cortos, apoyas con menos firmeza las rodillas, mueves menos el cuello y, sobre todo, pierdes la noción de la distancia y la dirección del movimiento.

No debe extrañarte ver personas que pierden el equilibrio con mayor facilidad, aparte de los habituales despistes al cruzar la calle o chocarnos con mobiliario urbano. ¿Te ha pasado alguna vez?

Alteración cardiaca

La tecnología está tan integrada en nuestras necesidades y comportamientos que, según qué situaciones, su funcionamiento y rendimiento condiciona nuestro ánimo y humor.

Te habrás visto muchas veces sorprendido por súbitos ataques de ira cuando una página no te ha respondido lentamente, o no has sido capaz de encontrar la opción correcta para acceder donde quieres.

Resultado de imagen de smartphone anger

Debes saber que, según algunos estudios,  tu tasa cardíaca aumenta en casi un cuarenta por ciento ante la lentitud o el retraso en la respuesta de tus dispositivos, un estrés similar al que produce ver una película de terror en una sala de cine en su punto más álgido.

Dolor en dedos, codos y brazos

El uso continuado de los teléfonos hace también comunes dolores más o menos intensos en los dedos pulgar, anular y meñique, así como una sensación de entumecimiento de las manos.

Resultado de imagen de smartphone finger dirty

Según el Dr. Rodger Powell, el 43% de los usuarios han experimentado alguna vez dolores en sus dedos pulgares debido al tecleo continuado, y otra importante proporción sufre de dolor y hormigueo en otros dedos por el efecto de doblar el codo durante largos períodos de tiempo. Todo ello unido al famoso síndrome del túnel carpiano, tradicionalmente relacionado con el uso continuado del teclado y el ratón tradicionales.

Las infecciones en los dedos también son comunes. Según la microbióloga Maite Muniesa, la pantalla del móvil puede contener hasta 30 veces más bacterias que la taza de un inodoro, teniendo en cuenta que el inodoro lo desinfectamos a menudo (algo que no hacemos con el móvil).

Resultado de imagen de smartphone finger dirty

Recuerda que si estás especialmente preocupado por los efectos negativos de la tecnología en tus hijos, o necesitas saber cómo desconectar mejor tu estrés tecnológico, en nuestra zona de suscriptores puedes acceder gratuitamente a nuestras guías prácticas, 100% gratuitas